Gestión y Gobernanza del Agua

Contexto general del problema central de la línea de investigación

En el “mundo del desarrollo” es frecuente que se incorporen nuevos conceptos, muchas veces despojados de sus complejidades teóricas, en la búsqueda de panaceas que resuelvan los problemas existentes. Desde hace más o menos una década eso ocurre con los conceptos de Gobernanza y Gobernabilidad que se han constituido en la nueva fórmula mágica para integrar y hacer más eficiente la gestión del agua. Es a partir del Informe sobre Desarrollo Humano del año 2006 que concluyo que la “crisis hídrica” es principalmente una “crisis de gobernanza” (UNESCO, 2006:1) que esta noción se ha convertido en uno de los ‘conceptos nirvana’ a los que hace referencia Mollé (2009). La concepción prevaleciente de gobernanza es que esta constituye “un instrumento, un medio para lograr ciertos fines, un set de herramientas administrativas y técnicas que pueden usarse en diferentes contextos para lograr un objetivo dado, tal como imponer una política hídrica en particular” (Castro, 2007). Este instrumento o sistema se basa además en una noción idealizada del Estado, la sociedad civil y el mercado que obscurece las relaciones de poder existentes y tiende a “presentar una comprensión despolitizada de la gobernanza, a pesar de que es un proceso esencialmente político” (Castro, 2007). De esta forma a través de activos procesos de reproducción y mantenimiento de la concepción dominante se tiende no solo a reflejar las ideologías e intereses de los sectores poderosos, sino que también se influye en la formulación de políticas esencialmente normativas y prescriptivas. Así, al convertirse en uno más de los instrumentos que proponen cambiar todo para finalmente no cambiar nada, la noción de gobernanza se transforma en un dispositivo de poder que reproduce relaciones desiguales y de dominación en la sociedad. Por esto, pese a lo atractivos que resultan estos conceptos es importante mantener una actitud crítica ante el discurso que se ha generado en torno a ellos.

Explicitación del núcleo problemático principal de la línea

En general la pregunta que se trata de responder es:

¿Cómo se configura la (co)producción de y resistencia a las normas / instituciones sobre la apropiación, gestión, distribución, acceso a la naturaleza y los servicios públicos en diferentes escalas y espacios? Y que efectos tiene este proceso?

 

mujeres koari-webPara responder a esta pregunta el concepto de gobernanza no es suficiente a menos que se lo articule con la noción de “gobermentalidad” desarrollada por Foucault, que precisamente hace referencia a las formas de ordenamiento mediante las cuales “se estructura en campo de acción posible de los otros así como los mecanismo a través de los que sujetos y objetos gobernables son producidos” (Foucault, 1983). Esto que también se denomina como “tecnologías de gobierno”, constituyen los mecanismos a través de los que los estados y otros actores son capaces de asegurar ciertas formas de acción a distancia.

Enfoques teóricos para el análisis del problema

Es importante diferenciar el uso del concepto de Gobernanza en el ámbito de la política pública donde generalmente adquiere un carácter más normativo (Nuijten, 2004), del uso en ámbitos académicos donde tiene un carácter más analítico que permite examinar la complejidad y múltiples niveles de los arreglos institucionales, prácticas sociales y actores involucrados en la tomas de decisiones. No obstante, dependiendo del enfoque particular que se tiene sobre el estado y su relación con la sociedad civil, el poder, etc. se han formulado diferentes conceptualizaciones y definiciones.

foro metropo-web

La concepción de gobernanza que nos parece más interesante para el programa es la que permite pensar críticamente acerca del proceso de producción de normas, institucionalidad, política pública, etc. develando las relaciones d poder involucradas y los diferentes interesas en juego que usualmente se ignoran, analizando sus orígenes y sus implicaciones. Es decir no solo interesa conocer los “arreglos institucionales” sino principalmente las dinámicas de poder, divergencia y conflicto que les son inherentes, así como las configuraciones que se establecen para el control del mundo no-humano y a través de este del mundo humano también. Para esto la aproximación será principalmente desde la Ecología Política, especialmente aquella que Escobar considera de la “tercera generación”, así como desde la Filosofía Política (principalmente siguiendo los trabajos de Ranciere, Badiou y Zizek) y su contribución al debate sobre la Justicia, la Naturaleza, la Política y lo Político, etc.

Ideas o Temas de proyectos de Investigación

De acuerdo a Bridge y Perreault (2009), existen tres líneas de trabajo que se han desarrollado en esta perspectiva en relación al tema medioambiental:

  1. Los efectos político generativos del conocimiento ambiental asociado con por ejemplo la conservación de la biodiversidad, sustentabilidad o cambio climático. La forma en que el poder es ejercido sobre, en y a través de la naturaleza en las estructuras de gestión de las sociedades y economías modernas.
  2. Las tecnologías de gobierno para gestionar practicas y técnicas a través de las cuales “nuevas naturalezas” e identidades sociales son co-producidas.
  3. Las técnicas modernas de poder a través de las que el espacio y la naturaleza son incorporados en proyectos nacionales (Bridge y Perreault, 2009).

Sin embargo este tipo de análisis solo se vuelve interesante cuando está orientado a pensar creativamente “lo político” entendido como la capacidad de debatir / decidir sobre las cuestiones que tenemos en común (Ranciere, 1998). La revitalización de “lo político” no solo a nivel teórico sino principalmente como una práctica social – una lucha para (pre)definir el futuro – es algo que interesa desarrollar por ejemplo en relación al tema de los “comunes ambientales” y la forma de (co) crearlos y gestionarlos.

CENTRO ANDINO PARA LA GESTION Y USO DE AGUA (2017) Derechos Reservados

Av. Petrolera Km. 5 (Facultad de Ciencias Agrícolas, Pecuarias y Forestales)

Teléfono: (591- 4) 4 76 23 80 / Fax: (591- 4) 4 76 23 82

Dirección postal: Casilla 4926